fbpx

Suscríbete

Puedes suscribirte a la lista de correo y recibir las últimas noticias y actualizaciones de Blueprint para que no te pierdas de nada.

Entrevista a Albert Weand, dibujante de Blueprint

Albert Weand es un ilustrador panameño. De niño sintió gran interés por el dibujo y la animación japonesa. Su fascinación por el manga lo llevó a trabajar como artista en proyectos locales, destacando el ‘web-manga’ Blueprint (2016) en colaboración con Indi Pereira y Heriberto Pinzón. Posteriormente colaboró como ilustrador de En Tránsito, historia escrita por Bruno Chanis para la Antología de Historietas Panameñas. Albert ha participado en subastas de arte y exposiciones colectivas locales; entre ellas, la primera edición de ‘Pandora Exquisita’ en el 2016; y ‘Arte por la Niñez’ en 2019. También ha impartido clases y talleres de creatividad y dibujo. Su trabajo destaca en ilustración digital, pero también maneja otros medios como el carboncillo y acuarelas.

 

¿Cuándo y cómo surge tu interés por el dibujo y el cómic?

En realidad, la pasión por el dibujo vino por mi Papá. Actualmente es el director creativo en una agencia de publicidad, dibuja desde muy joven. Recuerdo que cuando era pequeño lo veía dibujar storyboard para su trabajo; lo veía hasta tarde haciendo storyboard con acuarela. En esos tiempos, era común hacer los storyboard a mano o en acuarela. A esa edad, me parecía curioso, era como ver una película cuadro por cuadro. Él siempre ha dibujado otras cosas en diferentes técnicas: acuarelas, carboncillos, pasteles. Él tenía revistas de ilustradores y me ponía a ojearlas. Ese gusto por el dibujo vino de él. Como niño de 5 años, obviamente lo primero que dibujaba eran personajes de televisión de aquel entonces como Transformers o Las Tortugas Ninjas. Cuando comencé a ir a la escuela, empecé a dibujar otras cosas. Dibujaba en carboncillo y no me gustaba pintar porque sentía que dañaba los dibujos al pintarlos. Con el tiempo perdí el miedo a pintar.

En cuanto al cómic, cuando era pequeño, mis padres me compraban muchas historietas populares. Tenía muchas de batman, de Superman, de las Tortugas Ninjas en inglés. No entendía mucho, pero me gustaba leerlas. Cuando estaba en la escuela en primaria y secundaria, empezó el gusto por el anime. No leía manga, porque en los años 90 era muy difícil, conseguir mangas. No era común ver mangas. No estaba disponible tanto como hoy día, pero el anime me gustaba.

 

¿Qué significa para ti dibujar?

No me veo haciendo otra cosa. Para mi es una necesidad realmente. Admito que me gusta más dibujar para mí mismo que dibujar cosas para otras personas. Pero lo encuentro más como una necesidad. Y al final lo volví algo mío.

 

¿Te has inspirado en algún artista, dibujante o estilo? ¿Quiénes son?

Mi primera inspiración fue mi Papá. Conforme avanzó el tiempo, no tuve un artista predilecto. No estudié arte formalmente. Me tomé el arte y la pintura enserio cuando empecé a dibujar manga. Primeramente, porque nunca había dibujado manga, y en ese momento empecé a apreciar a otros artistas. Ahora, cuando estoy cansado o estancado, me ayuda mucho ver arte de otros artistas que me gustan, lo aprecio y me inspira a seguir dibujando.

Puedo mencionarte a Kentarou Miura, mangaka de Berserk. Otro que influenció mucho mi estilo, cuando empecé, con el que aprendí mucho y me inspiró fue Masakazu Katsura, mangaka de Video Girl Ai. El último que me inspiró es Inio Asano, uno de los autores más prominentes de los últimos años, él me estuvo influenciando bastante.

 

 

Hablemos de tus proyectos. Blueprint ¿Cómo y porqué surgió este proyecto?

Todo comenzó finalizando la universidad, cuando entré a la facultad dejé de dibujar. De hecho, desde la secundaria no lo hacía. Y fue en esos días de universidad en donde conocí a Indi Pereira. Ella me vio dibujando un garabato, en mi libreta y me dijo: “¡Hey! Dibujas bien ¿Por qué no hacemos un manga juntos?”. Era 2010, no existía el movimiento de artistas que existe hoy, no había un auge de comic en el país ni en redes sociales. Por eso no estaba seguro si aceptar la oferta. Pero, con el tiempo, Indi se unió a Heriberto, crearon Blueprint y me la presentaron. Me la mostraron y entonces decidí ver que tal. Así tomé la decisión de embarcarme en esa labor con ellos.

 

¿Cómo fue el proceso de creación de la obra?

Fue un proceso bastante lento, empezamos en 2011 el proyecto. Lo hicimos a partir de ensayo y error. A nosotros 3 nos tocó aprender a hacer un manga en base a lo que investigamos en internet y de artículos de mangakas en Japón que leímos. Al principio tuve bastantes problemas con el dibujo. Por ejemplo, tuve problemas con anatomía porque al inicio solo dibujaba rostros. Cuando haces un comic o manga te ves forzado a dibujar cosas que no estás acostumbrado a dibujar, dibujar esas cosas que no estaba acostumbrado fue difícil. Fondos, perspectivas, carros, el interior de un cuarto. Las cosas no me quedaban bien a la primera.

Tomé la decisión de redibujar varias páginas antes de llegar a un resultado final. Recuerdo que la primera página de Blueprint, la página que actualmente es la 7 (el dibujo de la cinta costera), me tomó un mes hacerla. Usamos referencias fotográficas, todo el proceso de que pareciera un dibujo, montar el auto de Gustavo, todo eso me tomó tiempo, pero no quedó bien. La versión actual está genial pero la original fue sumamente difícil.

Adicional a eso, una de las cosas que hizo Indi para hacer mi trabajo mas fácil, fue tomar fotos de lugares donde iban a caminar los personajes, y también hacer modelado 3d de escenarios, cuartos, oficinas, etc. Varios de esos modelos que se ven ahora en la obra, todo eso lo hizo Indi para que pudiese trabajar mejor.

Las versiones actuales que se van a publicar ahora, son versiones actuales del 2015. Hice de nuevo las páginas y esas son las que se publicaran. Existen versiones anteriores que no se ven para nada bien. Ninguno de nosotros quiere publicar el manga en baja calidad, todos queremos publicar el manga con la mayor calidad posible. Por eso, decidí re dibujar el arte.

 

 

¿Qué influencias recibiste para el dibujo de Blueprint?

Ellos (Indi y Heriberto) me dieron ideas, pero yo dibujé enteramente los personajes. Les mostré los diseños y ellos me dieron ideas. Para Gustavo me dijeron detalles, por ejemplo, ojeras, que tuviera cierta edad, etc. Para Megumi, no sé cómo la terminé haciendo. Solo le quise poner lentes para hacerla ver una persona reservada, absorta en su mundo, que le gustara dibujar. Ese detalle me pareció curioso.

Otro dato es que el diseño de los personajes no es tan llamativo. Mi punto de referencia siempre fue el anime. Las características de los personajes de Blueprint son de anime. Los diseñé de esa forma.

 

¿Cuál es el futuro de Blueprint?

Realmente no lo sé, todo depende de la aceptación del público, del proyecto, si todavía existe un interés por la historia. Estoy dispuesto a seguir dibujando, si tiene buena acogida me gustaría seguir y no dejarlo a medias. Pienso que hay mucho que se puede hacer con los personajes a futuro, pero todo depende de lo que suceda hoy.

 

¿Qué le dirías al lector para que lean Blueprint?

Si nunca has visto a Panamá en un manga, lean Blueprint porque aparecen lugares de panamá en este manga y los reconocerás al instante.

Además, yo pienso que, del manga hasta el momento, los personajes son el punto fuerte, son lo más llamativo de la historia. En los primeros capítulos, se introducen muchos personajes, de diferentes perspectivas, una vez que empiecen a interactuar entre ellos, empiezan a suceder muchas interacciones que llaman la curiosidad y te dejan con ganas de saber más.

 

¿Qué recomendaciones das a los dibujantes que buscan crear su propia obra?

Trabajen historias cortas al principio. Si eres principiante al dibujar manga o comic, empieza con relatos cortos que no superen las 30 páginas, por ejemplo. Dibujar un comic conlleva muchas cosas, desarrollar una historia que llame la atención, fondos, personajes, perspectivas, aprender a colorear, es una tarea multidisciplinaria. Si intentas hacerlo todo con una historia de 100 páginas o más, nunca vas a acaba. Por ejemplo, nosotros aprendimos mientras hacíamos blueprint.

Por eso, mi recomendación es relatos cortos, para ir puliendo esa narrativa visual poco a poco.

 

 

 

Indi Lucía Pereira

Ganadora del Concurso de Literatura Ricardo Miró 2020 en categoría Teatro con su obra “Despertar en el Abismo”. Animadora, Diseñadora Gráfica, guionista, escritora y editora. Es egresada de la Universidad Latina de Panamá obteniendo un título en Animación Digital en el 2011. Desde entonces ha puesto en práctica sus conocimientos en proyectos animados para televisión tales como “Usnavy”, “Policómicos” y su aporte a la producción nacional en el programa “La Cáscara”, con animaciones como “Las Aventuras de Renatín”, en donde labora hasta la actualidad. Ha trabajado activamente con diversas ONG’s, como Fundación Iguales en talleres a favor de la diversidad y los derechos humanos.

 

 

 

Heriberto Pinzón

Compositor musical y escritor panameño. Estudió la licenciatura en bellas artes con especialización en música en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá, y recibió su maestría en composición aplicada a Cine y artes escénicas, de parte del Conservatorio del Liceu en Barcelona, España. Como parte de su formación literaria estudió cuento bajo Carlos Wynter Melo. Entusiasta del arte secuencial, ha colaborado con diversos artistas en una variedad de proyectos del género, siendo de mayor notoriedad la “Antología de Historietas Panameñas” y “Blueprint”, junto con Albert K. Weand e Indi Lucía Pereira.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *